Inicio » Edición Junio 2014 » Exámenes de salud vitalicios a los trabajadores de la central nuclear

Exámenes de salud vitalicios a los trabajadores de la central nuclear

Un borrador publicado en mayo pasado por un comité del Ministerio de Salud de Japón insta al Gobierno a realizar análisis vitalicios a las personas que trabajaron en la central Fukushima 1 inmediatamente después del accidente nuclear.

La propuesta se orienta a comprobar si la exposición a la radiactividad es causa de cáncer u otra enfermedad, con el seguimiento de las 19.000 personas que trabajaron en la central entre marzo de 2011, cuando ocurrió el accidente, y diciembre del mismo año, cuando el Gobierno diera a conocer que los reactores dañados ya se habían estabilizado.

El comité indica que los trabajadores cuya exposición a la radiactividad superó los límites establecidos por el Gobierno deben someterse a pruebas de sangre como parte de chequeos médicos exhaustivos.
Toshiteru Okubo, a cargo del comité, señala que el estudio proporcionaría conocimientos importantes a escala internacional sobre la radiación y su impacto en la salud, y serviría como directriz para los residentes de la prefectura de Fukushima.

Por otra parte, Mikiko Watanabe, integrante de una organización sin fines de lucro que apoya a los trabajadores de la central nuclear, señala que el desmantelamiento de las instalaciones dañadas representa un riesgo aún mayor para la salud de esas personas. Además agrega que la investigación perdería importancia si sólo abarcara a aquellos que trabajaron durante la fase inicial del accidente.

Info por Darío Britez / mirandohaciajapon.com

Fuente: (NHK WORLD)- http://www3.nhk.or.jp/nhkworld/spanish/top/news06.html

EPSON DSC picture

Un muro de hielo subterráneo para Fukushima

La Autoridad de Regulación Nuclear de Japón aprobó el mes pasado un plan para congelar el subsuelo de la planta nuclear de Fukushima e intentar frenar así la contaminación y almacenamiento de agua radioactiva.

Dado que el desmantelamiento total de la planta de Fukushima puede durar décadas, uno de los mayores desafíos a los que se enfrenta la Tokyo Electric Co (TEPCO) a la hora de limpiar el desastre nuclear es qué hacer con la gran cantidad de agua acumulada usada para refrigerar los reactores afectados, así como qué hacer para evitar la contaminación de las corrientes de agua subterráneas que bajan desde las montañas hasta el mar.

Con la construcción de un muro de hielo subterráneo se pretende bloquear las aguas subterráneas para que no continúen mezclándose con la que ya está contaminada. El proyecto indica que se hará circular un refrigerante especial a través de tuberías subterráneas que crearán una especie de muro helado de 1,5 kilómetros.

Entre los científicos críticos con esta medida existe el miedo a que parte de la central se desplome con los trabajos en el subsuelo, además de comentar que es algo que no se ha hecho nunca a esta escala y para el tiempo que se pretende que funcione.

Los trabajos de construcción se realizarán con fondos del gobierno y está planeado que comiencen en junio de 2014. Por el momento, lo que TEPCO ha hecho es construir un sistema de bypass que desviará el agua subterránea hacia el mar sin discurrir entre el agua radioactiva.

Fuente:

http://www.japantoday.com/category/national/view/nuclear-regulator-oks-plan-to-build-underground-ice-wall-at-fukushima-plant

Fuente de las imágenes:

Autor: Kawamoto Takuo

Licencia: C.C.2.0


Comentarios

[vivafbcomment]

Deja un comentario